Por: Blanca Amelia Ramírez

El mundo entero ha decidido continuar con su ritmo habitual aunque permanezca latente el peligro del Coronavirus. Las economías han sufrido grandes pérdidas y han entrado en recesión, por eso las producciones y servicios no deben detenerse más. Sin embargo, cerca de 40 millones de personas se han contagiado en el planeta, una vacuna sigue siendo la solución más urgente.

Varios países han desarrollado estudios vacunales y 180 han sido presentados a la Organización Mundial de la Salud de los cuales 35 estaban en fase pruebas con humanos, afirmó Telesur hace unas semanas.

Imagen tomada de Telesur

En Reino Unido el laboratorio AstraZeneca trabaja con una fórmula que se encuentra en Fase 3. Hace varios días se difundieron datos sobre dos pacientes que desarrollaron síntomas neurológicos sin explicación, presentaron una mielitis transversa que causa la inflamación de la médula espinal. A pesar de esto, el candidato continúa probándose en otras naciones como Sudáfrica, Estados Unidos y Brasil. De aprobarse esta vacuna Australia la producirá para sus habitantes.

Imagen tomada de milenio.com

Por su parte, Rusia aún no ha concluido la tercera fase de estudios de la vacuna SputnikV y ya se aprobó como la primera vacuna para combatir la pandemia. Desarrollada por el centro de investigación Gamaleya y el Fondo Ruso de Inversión Directa todavía no presenta resultados concluyentes. Sin embargo, ya está previsto producir  cinco millones de dosis entre diciembre y enero y unos 500 millones de dosis anuales.

El gigante asiátio trabaja en tres candidatos vacunales. El instituto Militar y la empresa CanSino Biologics han elaborado una de las posibles vacunas y garantizan su producción en serie. En junio se hicieron pruebas en 508 humanos, entre ellos miembros del ejército chino que desarrollaron la inmunidad, según refiere La Vanguardia.

Un segundo candidato que ya ha pasado por las primeras dos fases lo desarrolla la empresa estatal china Sinopharm que anunció podría estar lista la vacuna en Diciembre y realizaría en Argentina los ensayos restantes.

La tercera alternativa china la trae la compañía Sinovac Biotech que ha basado sus ensayos en la técnica del virus inactivado y se le ha dado el nombre al candidato de CoronaVac. El 90 por ciento de las personas expuestas a sus pruebas han desarrollado  neutralizantes y no tuvieron efectos secundarios. Actualmente corre su tercera fase y lo hace con voluntarios de Indonesia, Brasil y Chile. La empresa reconoció que muy pronto podían fabricar 100 millones de dosis.

Soberana 01 es el candidato vacunal de Cuba realizado por científicos del Instituto Finlay de Vacunas. Ya se han hecho pruebas en humanos y aunque no hay aún resultados concluyentes sí son alentadores en la fase preclínica. La vacuna se administrará en dos dosis.

Imagen tomada de Granma

Por su parte, la Coorporación biotecnológica estadounidense Moderna trabaja en colaboración con el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos con el diseño de su candidata a partir de la utilización del ARN mensajero del virus. Ya esta vacuna ha comenzado su tercera fase y han participado 30 mil voluntarios en los ensayos.

También, la empresa farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson ha comenzado la fase 3 de su candidato vacunal con el mayor ensayo del mundo en humanos: 60 mil voluntarios serán vacunados en ocho países.

Estados Unidos, Sudáfrica, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú serán las naciones que participarán en el proceso. La propuesta de Johnson & Johnson se aplicaría en una sola dosis por lo que disminuyen los costos.

Imagen tomada de RTVe

Según la publicación El PeriódicoAlemania comenzó a probar en humanos una posible vacuna contra el Coronavirus. La empresa alemana BioNTech y la estadounidense Pfizer se unieron en la realización de un candidato que afirman ser potencial llamado BNT162. La colaboración cree poder entregar para finales de años 20 millones de dosis.

A esta carrera se une India que realiza tres vacunas por separado, sin embargo, el Biotech Internacional, en colaboración con el consejo Indio de Investigación Médica y el Instituto Nacional de Virología están probando la más adelantada denominada Covaxin.

Imagen tomada de milenio.com

Hace unas semanas el Papa Francisco pidió que la vacuna contra la pandemia que ataca al mundo fuese universal y que no solo esté al alcance de los más ricos.

Imagen tomada de DW

“Sería triste si en la entrega de la vacuna diera prioridad a los más ricos o si pasara a ser propiedad de esta o aquella nación y no fuera para todos”, expresó el líder del Vaticano en una audiencia con la fundación italiana del Banco Farmacéutico

Puesto que todos los países del planeta necesitan las mismas herramientas para sobrevivir, las rivalidades existentes entre naciones ponen en riesgo el acceso del medicamento a todos ¿Podrá la vacuna ser universal?

Impactos: 50

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *