Por Jorge Luis Coll Untoria

Las incongruencias de France Football a estas alturas ya no deben sorprender. Varias han sido las polémicas por las designaciones de los balones de oro a lo largo de la historia y este año, aunque no entregarán el premio, las trastadas han vuelto a hacer acto de presencia.

Como primera decisión, la revista anunció que, a consecuencia de la situación provocada por la Covid-19, en 2020 no se reconocería a ningún jugador con el prestigioso galardón, quedando el premio desierto por primera vez desde el año 1956.

En cambio, se hará un once ideal que se denomina Balón de Oro Dream Team para el cual la revista recogió 110 candidatos, cometiendo olvidos imperdonables y siendo totalmente incoherente, incluso con su propio premio, pues personalidades reconocidas con el Balón de Oro quedaron fuera de esa lista selecta.

Sí. Se olvidaron de sus ganadores y resultaron excluidas figuras como Pavel Nedved, Luka Modric, Kaká, Shevchenko, Owen, Paolo Rossi, Omar Sívori, Denis Law, Florián Albert, Allan Simonsen, Igor Belánov y Jean-Pierre Papin.

Asimismo, se incluyeron futbolistas en posiciones en las que no jugaron en su carrera, y, si lo hicieron, fue por poco tiempo. Samuel Eto’o, por ejemplo, aparece entre los extremos derechos, cuando se desempeñó como delantero centro la mayor parte de su trayectoria. También llama la atención ver a un Johan Cruyff en la posición de 9, siendo un volante ofensivo o, cuando más, un segunda punta.

Parece que con lo único que fue coherente la publicación es con su tradicional incoherencia. Si bien no se puede decir que entre los 110 candidatos haya alguno que no merezca estar, no es menos cierto que resulta risible que uno de los jugadores con más títulos de la historia, el lateral brasileño Dani Alves, no se encuentre entre los elegibles en su posición, caso similar al del portero alemán Oliver Kahn, uno de los pocos arqueros capaces de estar entre los tres finalistas en una edición del Balón de Oro.

Otra vez viene el problema de los criterios. Y es que el Balón de Oro, por más que establezca dos o tres pautas, no tiene criterios. Y los que estaban legitimados o establecidos se rompieron en los tres últimos mundiales, cuando no se le entregó el premio a ningún campeón mundial; “criterio” que había sido bastante respetado a lo largo de toda la historia. Entonces, unas veces primaron los títulos, otras los goles, en ocasiones un torneo determinado y en otras tantas aún no sabemos lo que primó.

Y eso se refleja ahora, que vemos a un Kahn, finalista del Balón de Oro y Balón de Oro del Mundial de Corea y Japón-2002, quedarse fuera de la disputa o miramos los casos de futbolistas como Henry, Iniesta, Xavi o Pirlo, que sí aparecen, pero que se les escapó el premio en sus brillantes carreras.

No obstante, tampoco nos engañemos. Está inclusión de aquellos que debieron ser balones de oro por encima de algunos que sí lo consiguieron y no fueron tomados en cuenta para integrar el equipo de ensueño de todos los tiempos no es para nada una “rectificación de errores” de France Football. Si no, preguntemos qué pasó entonces con un delantero como Raúl, al que no le tocó ni Balón de Oro ni nominación al “Dream Team”. La respuesta, con Raúl, y con muchos otros, se queda en el aire y la credibilidad se sigue marchando por el desagüe.

En 64 años quienes entregan este premio no se han preocupado por resolver aquello que se le critica. Muchos ya no creen en el Balón de Oro y cada vez serán menos, pues, por momentos, las decisiones parecen una burla, un desatino que en más de una ocasión contribuyó a legitimar una historia que no ha sido tan así.

La polémica crecerá cuando, en diciembre, de esos 110 jugadores se anuncien los 11 que integrarán ese 1-3-4-3, algo tan subjetivo como “el mejor equipo de todos los tiempos”, a partir del voto de 170 periodistas especializados. Esperemos a conocer el equipo y anulemos nuestra capacidad de asombro, pues, en un final, France Football ya puso las cartas sobre la mesa.

Nominados por posición

Porteros: Gordon Banks, Nkono, Gigi Buffon, Peter Schmeichel, Casillas, Edwin Van der Sar, Sepp Maier, Lev Yashin, Manuel Neuer y Dino Zoff.

Laterales derechos: Bergomi, Manfred Kaltz, Cafú, Philip Lahm, Carlos Alberto, Suurbier, Djalma Santos, Thuram, Gentile y Berti Vogts.

Centrales: Franco Baresi, Bobby Moore, Franz Beckenbauer, Passarella, Fabio Cannavaro, Mathias Sammer, Marcel Desailly, Scirea, Ronald Koeman y Sergio Ramos.

Laterales izquierdos: Brehme, Paul Breitner, Cabrini, Facchetti, Junior, Ruud Krol, Paolo Maldini, Marcelo, Nilton Santos y Roberto Carlos.

Centrocampistas defensivos: Bozsik, Sergio Busquets, Didi, Falcao, Gerrard, Gerson, Josep Guardiola, Masopust, Matthaus, Neskens, Andrea Pirlo, Fernando Redondo, Rijkaard, Schuster, Clarence Seedorf, Luis Suárez, Tardelli, Tigana, Xabi Alonso y Xavi Hernández.

Centrocampistas ofensivos: Roberto Baggio, Bobby Charlton, Alfredo Di Stéfano, Enzo Francescoli, Gullit, Hagi, Andrés Iniesta, Kopa, Kubala, Diego Armando Maradona, Mazzola, Pelé, Michel Platini, Puskas, Rivera, Schiaffino, Sócrates, Totti, Zico y Zinedine Zidane.

Extremos derechos: Lionel Messi, ​George Best, Samuel Eto’o, David Beckham, Luis Figo, Jairzinho, Garrincha, Keegan, Matthews y Arjen Robben.

Extremos izquierdos: Blokhin, Dzajic, Cristiano Ronaldo, Ryan Giggs, Thierry Henry, Rivaldo, Rivelino, Ronaldinho, Karl-Heinz Rummenigge y Hristo Stoichkov.

Delanteros centro: Bergkamp, Johan Cruyff, Dalglish, Eusebio, Kocsis, Gerd Müller, Romario, Ronaldo, Marco Van Basten y George Weah.

Impactos: 13

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *