La Cámara de Representantes de Estados Unidos votó a favor de la proposición de llevar a Donald Trump a juicio político, convirtiéndose en el primer presidente norteamericano en ser juzgado en este tipo de juicio por segunda ocasión. La propuesta fue aprobada por 231 votos a favor y 197 en contra.

Pese a esto el republicano no será destituido «dado que Mike Pence, vicepresidente, se negó a aplicar la 25a. enmienda».

De acuerdo con la BBC, Trump es «acusado de “incitar a la insurrección” tras el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero.» En otras palabras, es acusado de echarle leña al fuego; acción que inició en los primeros momentos de las elecciones estadounidenses del 2020 cuando afirmaba que las votaciones habían sido engañosas. 

Trump escribió en sus redes sociales que el pueblo norteamericano debía ir al Congreso y «luchar como fieras» porque si no «ya no van a tener país»; sin embargo, se declaró inocente ante la inculpación de“incitar a la insurrección”.

La violenta toma del edificio parlamentario ha sido calificada como el peor asalto a la democracia de la historia moderna de Estados Unidos.

BBC

El republicano Donald Trump exhortó a todos los manifestantes que se retiraran del sitio, no sin antes mencionar el “supuesto fraude electoral”, hecho del cual no se tiene evidencia alguna y que ha sido desestimado.

Quedando solo unos días para que Trump acabe su mandato parece ilógico llevarlo a juicio político. No obstante, los impulsores del proceso apuntan que el objetivo va más allá de sacarlo de la presidencia de los Estados Unidos. Una de las mayores motivaciones es que Donald Trump no regrese al poder nunca más. 

Si un presidente es hallado culpable en un juicio político su pena es la destitución del cargo, pero todo parece indicar que Trump no será presidente del país cuando el juicio tenga lugar y según la BBC esto «invalida el proceso».

El senador Mitch McConnell dijo que no aprobaría el uso de poderes de emergencia para obligar al Senado a sesionar para aprobar un juicio antes del 19 de enero, por lo que es poco probable que se inicie un proceso hasta pasada la ceremonia de cambio de mando.

Infobae

«Aun así si el juicio se celebra y dos tercios del Senado lo declaran culpable podrían inhabilitarlo para ocupar cargos públicos en el futuro», declaró BBC.

Además de ser condenado podría perder los beneficios otorgados a los ex presidentes de la nación. 

En 2019, Donald Tump fue sometido a su primer juicio político acusado de haber buscado la ayuda de Ucrania para conseguir información perjudicial sobre Hunter Biden, hijo del actual presidente electo. Fue encontrado inocente en este juicio. 

Impactos: 48

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *