Declaración de Esteban Morales

No es casual que hayan seleccionado este momento los enemigos de la revolución para manifestarse, manipulándonos con una supuesta intención de diálogo que no es tal. Fíjense que todo tiene lugar un día 27 y a solo 24 horas de la celebración del aniversario de nuestro Héroe Nacional.

Estimados.

No es casual que hayan seleccionado este momento los enemigos de la revolución para manifestarse, manipulándonos con una supuesta intención de diálogo que no es tal. Fíjense que todo tiene lugar un día 27 y a solo 24 horas de la celebración del aniversario de nuestro Héroe Nacional.

A qué aspiran:

1- Aprovechar este momento económico difícil, en que la aplicación de las nuevas medidas estan teniendo dificultades en su puesta en marcha. Un momento particularmente crítico por los efectos que la pandemia ha tenido y seguirá teniendo sobre nuestra población. Lo que se manifiesta en ciertas indisciplinas sociales, delincuencia, etc.

2- Aprovechar el momento sicológico y el estado de ánimo que crea una pandemia que se recrudece.

3- Aprovechar  que en los Estados Unidos ha asumido una nueva Administración, que debe generar una política hacia Cuba, que pudiera servir para superar la política de Trump que tan terrible ha sido para nosotros. Creando situaciones internas que puedan manipular los enemigos,  con críticas sobre falta de democracia, irrespeto a los derechos humanos, represión interna, etc. Lo cual, sin dudas afectaría nuestra imagen ante la nueva administración y mermaría la capacidad de la labor de solidaridad hacia Cuba.

4- Movilizar aquellos sectores de nuestra sociedad que siempre han tenido una posición contrarrevolucionaria: Disidencia, Damas de Blanco, organizaciones ilegales, posiciones antipatrióticas. etc. Todo ello estimulado, ademas, por el financiamiento de que dispone la contrarrevolución.

5- Aprovechar la declaración de ciertos miembros de la Iglesia Católica, que ha lanzado una  declaración francamente contrarrevolucionaria, que llama a la guerra contra el poder revolucionario en Cuba.

6- Confundir a nuestro pueblo para lograr lo que la contrarrevolución interna nunca ha tenido: masa.Tratando además de tomar a la cultura como base de un programa político que nunca han tenido. Gestionar líderes entre aquellos  jóvenes confundidos, carentes  de brillantez intelectual  y llenos de muchas ambiciones, que no escatiman ni valoran  el modo de conseguirlas.

7- Y  lo que es peor: se gestiona desesperadamente un mártir que pueda catalizar la violencia de la situación; un mártir que les permita justificar sus  ataques a la revolución. Ese martir sería  un estúpido, un tonto,  llevado al martirologio, que pudiera provenir  de cualquier sector desclasado, como ya ha tenido lugar  en otros momentos.

Razones por las que debemos estar muy alertas. Sobre todo porque se trata de  situaciones que se repetirán, de manera incansable. Hasta que nosotros logremos superar el conjunto de dificultades coyunturales que estamos enfrentando.

Saludos

Esteban Morales.

Nota: Texto tomado del blog Segunda Cita

Impactos: 63

A %d blogueros les gusta esto: