¿La verdad de Nelson?

Continúa la polémica y las condenas ante los hechos del 27 de enero en las afueras del Ministerio de Cultura (MINCULT). Esta vez, el reportero de ADN Cuba, Nelson Julio Álvarez Mairata, supuesta víctima de esa protesta, cuenta en las redes sociales su versión de los acontecimientos. ¿Pero cuánto de cierto existe en estas declaraciones?

Su muro de Facebook se hace eco de posts donde denuncia los maltratos recibidos por las autoridades. En un artículo que publicó en Tremenda Nota sobre el tema indica: «Fuimos trasladados a la unidad de Infanta y Manglar, en el Cerro. No me había percatado de las condiciones de mi ropa, hasta que uno de mis compañeros me lo comentó. Tenía el pulóver roto. Desde arriba hasta abajo».

Perspectivas del hecho

Hasta aquí podríamos pensar que, ciertamente, fue víctima del maltrato, pero, y ¿si fuimos manipulados?, ¿si todo fuese parte de otro de los shows mediáticos?

Como contraparte, en estos días se ha divulgado un video filtrado, cortesía de Telescopio Cubano, que desenmascara esta “vocación de mártir” donde el propio Álvarez Mairata confiesa como ADN Cuba le pagó entre 150 y 200 dólares para cubrir la protesta realizada a las puertas del MINCULT, el pasado 27 de enero.

«Tuve comunicación con la gente de la editorial para saber cómo iba a hacer las directas, y en qué momento hacerlas», apunta el reportero en dicho video.

Esta tesis puede ser respaldada con las propias palabras de Álvarez Mairata en el artículo de TN cuando relata que «(…) se me botó el café en la mesa cuando me llamó la editora de ADN Cuba para avisarme de otra protesta frente al Mincult».

Según refiere el sitio Cuba Money Project, en 2020 USAID había otorgado a la empresa de Florida, Digital News Association Inc., la suma de 410 mil 710 dólares para promover los derechos humanos en Cuba. «(…) un amigo periodista me preguntó si sabía si algo del dinero se canalizaba a ADN Cuba (…) Es una pregunta lógica porque el CEO y director ejecutivo de la Asociación de Noticias Digitales es Gelet Martínez Fragela, fundadora de ADN Cuba».  

Por otro lado, a raíz de este video filtrado, ayer Nelson Julio aclaró en su muro de Facebook que esas declaraciones no son una entrevista, son un interrogatorio de la Seguridad del Estado en su casa, el cual accedió que se grabase. «Lamentablemente el video fue editado y pareciera que fui pagado para estar ese día en el ministerio. Algo que es totalmente falso».

Sin embargo, seguido a esas palabras comenta que es reportero de una agencia de noticias y recibe un salario por el trabajo que realiza. «Ese día estuve trabajando para la agencia, reportando los sucesos del 27 de enero».

La polémica continúa y a ciencia cierta no sabemos quién tiene la verdad, pero sus propias líneas en Facebook suscitan dudas. Validado por su trabajo en TN donde afirma que sí colaboró con ADN Cuba el 27 de enero. Versa una frase que “la mentira tiene patas cortas”, dejemos entonces que, por esta vez, hablen los hechos.

Impactos: 29

A %d blogueros les gusta esto: